¿Qué significa ser padre hoy?

Este domingo celebramos el día del padre y queremos saludarlos a todos, relevando la importancia y el impacto de su papel, en la crianza de sus hijos e hijas.

Uno de los recuerdos que más atesoro de la figura de mi padre, es su presencia constante y siempre dispuesta a compartir alguna historia o lectura improvisada para explicar mis innumerables inquietudes, y que venía de la mano de una reflexión justo antes de ir a dormir. No me cabe duda que son estas reflexiones las que formaron mi manera de ser hasta ahora.

Permitirse el derecho al Apego

Hoy numerosos organismos internacionales como la ONU, la OIT, y otros, cuentan con estudios que avalan la importancia del papel de los padres en la crianza, no solo como beneficio para sus hijos e hijas, en su desarrollo cognitivo y emocional, sino también para la relación de pareja de ambos padres, lo que las hace más equilibradas, además de beneficiosa para los propios padres, puesto que les permite ser adultos más sanos emocionalmente.

Es fundamental tomarse un respiro de las exigencias laborales y concentrar las energías para el cuidado en esta nueva etapa que se inicia en la vida de los padres. La presencia del padre, no solo es fundamental para el desarrollo del vínculo con el hijo o hija, sino que fortalecerá la relación de pareja, compartiendo ambos este importante momento en sus vidas.

El Apego

Es el vínculo primero, afectivo, que se construye entre los hijos/as y sus figuras o adultos cercanos significativos. Este apego suele asociarse frecuentemente a la figura materna, sin embargo, ambos son igualmente importantes. Aquellos que están en contacto diario y que se hacen cargo de satisfacer necesidades; físicas y emocionales, de cuidado y protección.

Con el nacimiento de los hijos / as, se generan respuestas biológicas en ambos padres, tales como el aumento de la hormona oxitocina, que les hacen sentir ternura y deseos de cuidar a su hijo/a. (el conocido instinto materno, que en realidad es instinto de cuidado, y protección, sin ser exclusivo de las madres).

Algunos beneficios del Apego que se evidencia en los hijos/as:  

  • Aporte al desarrollo motor.
  • Protección y contención. Un buen apego paterno transmite confianza, saber que hay un padre y una madre disponibles para calmar y contener cualquier conflicto, los preparará para enfrentar mejor los problemas y regular las emociones.
  • Mejora el desarrollo de herramientas para enfrentar y resolver conflictos.
  • Apoyo en la internalización de las normas.
  • Fortalece la identidad.
  • Mayor salud emocional, menos dificultades para relacionarse.

Sin embargo, muchos niños y niñas crecen sin una figura paterna, y eso no significa que tendrán problemas en la vida. Pueden lograr ser adultos más resilientes y fuertes, pero los estudios destacan el papel del padre en la familia como beneficioso sin lugar a dudas.

El ejemplo de Islandia

Islandia ha tomado medidas ejemplificadoras contra la desigualdad de género en muchos ámbitos. Por ejemplo, en el año 2000, se estableció para ambos padres la obligación de cumplir 9 meses de licencia posnatal; esto es 3 meses para la madre y 3 meses para el padre y luego, se reparten los otros 3 meses restantes como lo prefieran. Con esto se logró que los padres comprendan que dejar el trabajo por la crianza de los hijos e hijas, es una responsabilidad y un “Derecho Compartido”. Por supuesto, muchas veces estas medidas son insuficientes si no existe un acompañamiento de educación constante al respecto. En Islandia hay material obligatorio sobre igualdad de género y son temas tratados constantemente y de forma seria, desde los medios de comunicación, hasta las escuelas y universidades.

Desde las Organizaciones

Las organizaciones tienen un papel fundamental en apoyar la corresponsabilidad. Permitiendo la conciliación de una vida laboral y familiar sana, para ambos padres: Es relevante lograr una distribución equilibrada del trabajo reproductivo y una disminución de la sobrecarga de trabajo doméstico y de cuidado en las mujeres. Y por otra parte incentivar a los hombres de participar activamente de la crianza de sus hijas / as y del cuidado de sus familiares. asegurando el desarrollo integral de las y los trabajadores.

Algunas buenas prácticas para mejorar la organización del tiempo y el equilibrio entre la vida personal y el trabajo incluyen:

  • La participación de los trabajadores / as en el diseño de las horas de trabajo.
  • Evitar las horas de trabajo excesivamente largas.
  • Facilitar el cumplimiento de las responsabilidades familiares.
  • Ajustar las pausas y los tiempos de descanso.
  • Facilitar el teletrabajo.
  • Incentivar a los hombres a tomar los días de permiso de posnatal.
  • Educar sobre la corresponsabilidad.

 

¡Feliz día del padre!

Soledad Candia Ramírez

Directora Ejecutiva Lideramujer

 

Bibliografía para profundizar

  • Convenio 183 y Recomendación 191 en www.oit.org.cl
  • Einarsen, S., Johan, L. (2006) Antecedentes y consecuencias del acoso psicológico en el trabajo: una revisión de la literatura. Revista de Psicología del Trabajo y de las Organizaciones, Volumen 22, n.o 3 – Págs. 251-273.
  • Frone, M. R., Russell, M., & Cooper, M. L. (1992a). Antecedentes and outcomes of work-family conflict: Testing the model of the work-family interface. Journal of Applied Psychology, 77, 65 – 78.
  • Ministerio de Salud, Ministerio del Trabajo (Gobierno de Chile). Primera encuesta nacional de empleo, trabajo, salud y calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras en Chile (ENET 2009-2010). Santiago: Gobierno de Chile; 2011.
  • Organización Internacional del Trabajo (OIT), Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo,. Trabajo y familia: Hacia nuevas formas de conciliación con corresponsabilidad social. 2009.

Comparte